La biblioteca municipal de Úbeda restablece el servicio de sala de estudio a partir del lunes 8 de junio

El concejal de Educación, Pedro Jesús López González, ha explicado las nuevas condiciones de uso de la Biblioteca Municipal ‘Juan Pasquau’, tras la entrada en la fase 3 de la desescalada de la alerta sanitaria.

En este sentido, como ha recordado el edil, hasta el momento, en el marco del Estado de Alarma, este espacio municipal, situado en el Hospital de Santiago, solo prestaba el servicio de entrega y recogida de libros. “A partir de este próximo lunes, la biblioteca tendrá un horario concreto de mañana y tarde para el estudio”, ha comentado. En concreto, se ha establecido de 9 a 13 horas y de 17 a 21 horas.

NORMAS DE USO

Pedro Jesús López ha explicado que los usuarios que utilicen este servicio deberán de seguir las indicaciones higiénicas establecidas, con el objetivo de seguir manteniendo la seguridad de las personas que acudan a la biblioteca y continuar evitando contagios por el covid 19.

Los usuarios, ha subrayado, se someterán a un control de temperatura a la entrada y habrá, a disposición de los mismos, gel hidroalcóholico para la desinfección de manos, además, será obligatorio el uso de mascarilla hasta el momento en el que se llegue al puesto de estudio.

Respecto al aforo, se verá reducido, tanto en la planta baja (14 a 17 puestos habilitados) como en la alta (26 a 30 puestos habilitados), como ha apuntado el edil, para garantizar la distancia social indicada, dos metros entre usuarios. “Solo se podrán ocupar los sitios marcados como puestos hábiles”, ha apuntado. Así, hasta que un puesto no quede vacío y se desinfecte, no podrá ser utilizado por un nuevo usuario.

Al respecto, ha avanzado el concejal de Educación, desde el Ayuntamiento se está trabajando en una aplicación informativa, con el objetivo de que las personas que quieran hacer uso de la biblioteca para estudiar en este espacio sepan de la disponibilidad de puestos vacantes dentro. “Desde la conserjería se podrá ver si hay sitio libre o no, para que no se acumule la gente en el patio del edificio, evitando aglomeraciones y esperas”, ha indicado.

Por otro lado, López González ha hecho hincapié en que los usuarios deberán de informar al personal de la biblioteca cualquier movimiento, como una ausencia del puesto temporal (máximo 15 minutos) o el abandono definitivo del mismo. “Básicamente esta información sirve para señalar en la aplicación si ese puesto queda libre o no. Si se abandona el puesto definitivamente, el personal procederá a la desinfección de éste”, ha apostillado.  

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *