Francisco Reyes detalla las acciones promovidas por la Diputación para combatir la crisis del Covid-19 en la provincia

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha realizado una comparencia pública en la que, entre otras cuestiones, ha informado sobre las acciones impulsadas por la Administración provincial desde la declaración del estado de alarma para combatir la crisis sanitaria que ha generado el Covid-19 en el territorio jiennense. Después de mostrar su “respaldo y solidaridad con las personas que están padeciendo esta enfermedad o han perdido un familiar o un amigo, y agradecer el trabajo que están realizando muchos colectivos para minimizar los efectos de esta pandemia”, Reyes ha señalado que además de hacer balance sobre la acción de la Diputación en el último mes también “se está trabajando en las cosas a mejorar en la situación actual y en los retos pendientes para cuando el coronavirus sea historia”.

Para Francisco Reyes, en estos momentos “nuestro principal objetivo es acabar con el enemigo común, que es el coronavirus, a lo que vamos a dedicar nuestros esfuerzos de la mano del resto de administraciones, de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España”. En este contexto, ha subrayado que “lo estamos haciendo desde una actitud de lealtad entre unos y otros, en colaboración con la sociedad civil, que está dando un gran ejemplo porque en esta crisis está saliendo lo mejor de la gente, que está volcada en ayudar a los demás”.

El trabajo realizado por la Diputación, a juicio de su presidente, durante este mes de confinamiento ha servido para que “esto nos afecte lo menos posible”. Así, ha apuntado que “se han seguido recogiendo los residuos sólidos urbanos, abasteciendo de agua a los municipios que nos tienen encomendada esta responsabilidad o recaudando tributos para que los ayuntamientos cuenten con los recursos necesarios para afrontar esta crisis”. Al respecto, ha destacado “la ampliación del plazo para abonar los impuestos municipales hasta el 7 de septiembre, por lo que habrá 3 meses más para cumplir con nuestras obligaciones tributarias”.

En esa dirección, ha resaltado “la buena labor de nuestra área de Informática, que ha permitido que la Diputación siga llegando hasta donde tiene que llegar porque han logrado que casi 500 empleados de esta administración puedan seguir teletrabajando desde sus casas”. De esta forma, “hemos podido agilizar pagos pendientes a los consistorios y también a nuestras empresas proveedoras”, ha enfatizado Francisco Reyes.

Otros trabajadores cuya labor ha alabado han sido los de “nuestras dos residencias, la López Barneo y Santa Teresa, magníficos profesionales que han podido trabajar con las medidas protocolarias y de precaución previstas para atender a todos los residentes”. A este colectivo ha sumado el que desarrolla sus funciones en el área de Servicios Sociales, que “está permitiendo que entreguemos ayudas de emergencia social, de alimentación infantil o que se siga prestando el Servicio de Ayuda a Domicilio en los municipios menores de 20.000 habitantes”.

Al desempeño cotidiano para que los servicios que dependen de la Diputación se sigan desarrollando con normalidad, el presidente de esta institución ha añadido “el gran esfuerzo que hemos hecho para conseguir equipos de protección individualizada contra el coronavirus”. Sobre esta tarea, que ha calificado como “arriesgada”, Reyes ha hecho hincapié en que “la adquisición de materiales de este tipo no estaba entre nuestras tareas y hemos asumido bastantes riesgos para conseguir material”. Hasta ahora, y a la espera de la llegada de nuevos contingentes, ha señalado que se han repartido unas 500.000 mascarillas entre ayuntamientos, trabajadoras de ayuda a domicilio y, más recientemente, entre pequeñas y medianas empresas de los 97 municipios jiennenses.

Para que ello haya sido posible ha sido necesaria “la colaboración del Gobierno de España, que agilizó los permisos necesarios para acceder a este material”. Este agradecimiento lo ha extendido a la presencia de la UME en la provincia “para la limpieza de espacios públicos y residencias que han realizado” y al trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado “para que este coronavirus nos afecte lo menos posible”. Igualmente se ha mostrado orgulloso del “trabajo diario de sanitarios, agricultores, olivareros, transportistas, cajeros, reponedores…” y ha asegurado que “ahora es también importante que lo más rápido posible se apruebe una renta mínima vital para que nadie se quede atrás cuando superemos esta crisis”.

Para afrontar en condiciones más idóneas todo lo que ha supuesto esta pandemia, el presidente de la Administración provincial ha valorado “las reuniones semanales que mantenemos con la Subdelegacion del Gobierno para analizar la situación y cómo mejorarla”, una interlocución que ha pedido que “mejore con la Junta”, para que no se repita lo ocurrido “con los recursos del Fondo Social Extraordinario aprobado por el Gobierno de España, de los que sabíamos que iban a llegar 51,7 millones de euros a Andalucía pero los ayuntamientos y las diputaciones necesitábamos saber en qué podíamos gastarlos y cómo justificarlos”.

Sobre esta mejora en la comunicación, Reyes también ha expuesto la necesidad que “tenemos en servicios como el de la recogida de la basura de saber las zonas donde hay personas contagiadas por el coronavirus, porque no podemos poner en riesgo a los operarios de las plantas encargados de separar los residuos y por eso desde que comenzó la pandemia no los estamos clasificando”. Y aunque ha felicitado al Gobierno andaluz por repartir material de protección entre los municipios jiennenses menores de 1.500 habitantes, ha recordado que “hay vecinos de otras 71 localidades, que reúnen al 97% de la población de la provincia, a los que no está llegando este equipamiento por parte de la Junta”.

Una administración, la andaluza, con la que ha insistido “hemos mantenido una total colaboración, porque sabíamos de las necesidades que tenían los sanitarios que están luchando en primera línea contra el virus y, por eso, de las primeras 40.000 mascarillas que nos donó una empresa, la mitad fueron a parar a la Junta para que atendiera sus necesidades”.

Tras hacer balance de las acciones realizadas por la Diputación Provincial durante el estado de alarma y analizar algunas cuestiones susceptibles de mejorar a la hora de afrontar con más garantías los problemas generados por el Covid-19, Francisco Reyes ha concluido su intervención centrándose en las iniciativas que se están pergeñando para “abordar el día siguiente a que se levante el confinamiento”. “Nuestra obligación es que nadie se quede atrás, como sucedió en la última crisis económica de 2008”, ha remarcado.

Por ello, ha recordado que “en cuanto podamos vamos a reunir nuestro Consejo de Alcaldes y Alcaldesas, para que sean ellos los que nos digan y participen en las decisiones sobre a qué debemos destinar los recursos que la Administración provincial pueda tener a su disposición para tomar medidas que palíen esta crisis”. Tanto los ayuntamientos como la Diputación, ha concluido Reyes, “debemos complementar la labor que realicen el Gobierno de España y el de Andalucía, que además dispondrán de fondos europeos para hacer frente a esta situación”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *